PeRo A Tu LaDo


Enrique Urquijo alma mater del grupo "Los Secretos", compositor de gran sensibilidad, transmitía emociones y sentimientos de una forma sencilla y directa, siendo considerado uno de los mejores compositores de su generación. Era un cantante y compositor irresistiblemente atraído por la tristeza, la derrota y el desengaño, que sabía expresar con precisión y sin sentimentalismos. A algunos de nosotros, Los Secretos y Enrique Urquijo nos acompañaron en los mejores y en los peores momentos de nuestra juventud y lo siguen haciendo. No hay duda de que su música forma parte de la banda sonora de una generación que tenía veinte años al principio de los ochenta, como yo, una juventud que quería volar por sí misma, cambiar el mundo, pero no haciéndolo con la revolución sino con el corazón. Su vida estuvo plagada de dificultades y desilusiones, como ha estado la de muchos de su edad, pero también de grandes emociones.
Los que le conocían dicen que era un hombre extremadamente sensible lo que hacía que tuviera ese semblante tan triste y melancólico aunque también, aseguran era capaz de reir y tener un humor muy fino. De todos es sabido su inclinación a la depresión y su adición a las drogas, lo que ayudó a su precipitada muerte en 1999.
Dejó a su hija María con cinco años a la que dedicó esta canción. Y es curioso, si no sabes que es una canción dedicada a una hija bien podía tratarse de una canción de amor, y es que cualquier pensamiento o reflexión que se haga respecto a los hijos es la mejor expresión en palabras de amor que existe: Todo aquello que le quieras decir a la persona que amas para comunicarle cómo y cuento le quieres se lo podrás decir, posiblemente de manera más fácil, a un hijo. Y seguramente será más duradero, el amor paternal y maternal es para siempre.






 PERO A TU LADO

He muerto y he resucitado.
Con mis cenizas un árbol he plantado,
su fruto ha dado y desde hoy algo ha empezado.

He roto todos mis poemas,
los de tristezas y de penas,
y lo he pensado y hoy sin dudar vuelvo a tu lado.

Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

Ya no persigo sueños rotos,
los he cosido con el hilo de tus ojos,
y te he cantado al son de acordes aún no inventados.

Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

Escribir canciones es también hacer literatura, no sé si grande o pequeña,(si es que la literatura tiene tamaño) pero muchos aprenden canciones y las llevan forjadas en el alma ayudándoles a sobrellevar su vida.
¿Quién dice que es peor que llevar enganchados, ciertos libros o poemas? No debemos clasificar en arte, mayor o menor, todo aquello que crean otros y a los demás nos hace un poco más felices.

Comentarios

Esti ha dicho que…
Te mereces un 10, GRACIAS.
doloretes ha dicho que…
Las que mis seguidores merecen. Los blogs, dicen... se alimentan de los comentarios de otros. Así que gracias a ti.

Entradas populares