El LiBRo De LaS ViRtUDeS PaRA NiÑoS

"El libro de las virtudes para niños" de Willian J. Bennett con ilustraciones de Michael Hague y editado en la editoriañ Ediciones B

Este libro llegó a la biblioteca en una de las generosa donaciones que recibimos de vez en cuando por familias o exalumnos. Es de estos volúmenes que no entiendes cómo se deshacen de él. Ya no tanto por el contenido, que tiene su miga y de ello hablaremos, como de la presentación y de las ilustraciones que nos cautivan y nos transportan a nuestra niñez. A los que somos muy mayorcitos, claro.
Esta edición de 1996 llegó a tener más de 17 ediciones más lo que supone un gran éxito. 

"El material de este libro apela directamente, sin tapujos, al sentido moral y al espíritu de los niños. Hoy se habla de la importancia de "tener valores" como si se tratara de cuentas o canicas en una bolsa. Pero estas historias no consideran la moralidad y la virtud como lago que daba poseerse, sino como el núcleo de la naturaleza humana. No como lago que se deba tener, sino como algo que hemos de poner en práctica y que es lo más importante a la hora de actuar. Sumergirse en estos cuentos y versos es como situarse, a través de la imaginación, en otro espacio y en otro tiempo. Un tiempo en el que se pensaba que los niños fueran esencialmente morales y espirituales, en que las verdades eran verdades morales y el principal objetivo de la educación era la virtud"  

Así es como Willian J. Bennett acaba la introducción a esta recopilación de historias, cuentos y versos que se utilizaban en la sociedad americana. Casi nada. Parece que está hablando de otro mundo.

La moralidad y el civismo. Lo que se espera de los niños y lo que se les enseña.
¡Qué lejos de nuestros días donde hay que inventarse una asignatura Educación para la Ciudadanía, en la que la polémica está servida por precisamente no tener muy claro qué es cívico o qué no lo es.
Ya hemos olvidado todo lo que nuestros mayores nos inculcaron con autoridad y pocos son los se comportan con civismo, no solo los niños sino también los mayores que se supone fueron educados en la moralidad más estricta. Así que... ¿qué hacemos?

Este libro divide sus historias en cuatro apartados: CORAJE / PERSEVERANCIA - RESPONSABILIDAD / TRABAJO / AUTOESTIMA  -  COMPASIÓN / FE  -  SINCERIDAD / LEALTAD / AMISTAD

Pues casi nada. Huele un poco a naftalina, lo sé... pero llama a la reflexión.

Persevera
A menudo es el mejor método para conseguir respuestas correctas en matemáticas, en gramáticas, en historia y en la vida.

El pescador que por el frío o la lluvia tiene prisa
tendrá poco pescado para vender.
El niño que cuando estudia piensa en otra cosa
nunca la lección podrá aprender.

Mira, lo que estudias, lo estudias para siempre,
por eso es necesario ser prudente.
El nadador que nada cien metros cada día
terminará por hacer del mar la travesía.


Este no tiene desperdicio. Dice que este anuncio se publicó a principios de este siglo. Evidentemente se refiere al siglo XX.



Pues ya ves, modelos de niños de otros tiempos. De esos primorosos y formalitos. 

Las ilustraciones merecen mención a parte. El ilustrador Willian Hague es conocido por los intrincados detalles realistas de sus dibujos y sus alegres colores. Que bien merece una entrada para él solo aunque solo sea por la preciosidad de su trabajo y el ensoñamiento al que nos arrastra.

Comentarios

Lady Sterling ha dicho que…
Se tendría que reeditar ¿no?, se ve muy bonito.
Cristina Silva ha dicho que…
Este libro me lo regalaron cuando yo tenia 8 años(soy del 91) recuerdo perfectamente que me encantaba leerlo antes de ir a dormir y los dibujos eran muy bonitos