WoNDeR


La leccción de August de R.J. Palacios editado por Nube de Tinta.
Soy fiel entusiasta de la Literatura Infantil y Juvenil por ello soy sensible ante cualquier historia en formato álbum, cuento o novela que haya sido escrito para niños y/o adolescentes con sensibilidad y buen hacer. Algunas veces es un completo y disfruto de una buena literatura con toda la sensibilidad puesta en la palabra, otras veces lo hago a través de la liviandad del tema recurrido o del tratamiento que se da a un tema bien sea de rabiosa actualidad como de cualquier tema universal o tabú.

Con esta historia no nos encontramos ante la típica saga de lectura infantil-adolescente ni la podemos calificar como buena literatura, si vamos a ser sinceros, no. Pero sí reivindico su lectura, no solo de este primer volumen, que es el que ocupa la mayoría de críticas y opiniones a vista de la película sobre este libro que se estrena próximamente, sino de toda la colección publicada que juntos hacen, en mi opinión una única unidad.

La lección de August nos cuenta en primera persona la historia de un niño de diez años que nació con una disostosis mandibulofacial complicada por una microsomía hemifacial característica de espectro oculo-auriculo-vertebral que hace que su cara sea lo más alejado a una cara fácil de mirar. Con sus veintisiete operaciones sufridas desde su nacimiento nunca ha ido al cole y ahora es el momento de hacerlo.
A través de esta historia descubrimos un montón de posibilidades abiertas ante una lectura colectiva. Nadie se resiste (niño, adolescente o adulto) a esta historia que nos habla de fortalezas, inclusión, optimismo, frustraciones, relaciones y engaños sociales, simpatía, empatía, exclusión, perversidad infantil y adulta... entre otras cosas. 



Si bien el primer volumen "La lección de August" es el inicio y el núcleo donde se desarrolla el meollo del tema, recomiendo la lectura de los otros tres volúmenes: Charlotte tiene la palabra, El Juego de Christopher y La historia de Julian, o en su defecto August & yo tres historias de Wonder que reúne en un solo tomo las tres historias anteriores. 



Estas tres historias son enormemente esclarecedoras y en dónde se descubre con no poco desasosiego que no todo es lo que parece. El estilo de la autora en cada uno de ellos no es repetitivo, cada uno tiene su frescura personal y además de ser historias cortas van aportando nuevos datos a la historia inicial.

Me gusta muchísimo el planteamiento del primer libro en el que junto a August contando su historia también aparecen otros personajes hablando de su vivencia personal al respecto con lo que se ayuda a reconocer las verdades con distintas miradas, sin quitar valor, digo, a los tres libros restantes en los que Julian Charlotte y Christopher contando sus experiencias personales como preadolescentes incluyen a August que de manera diferente ha pasado por sus vidas como amigo o compañero. Es una magnífica manera de entender a todos y aprender a ponerse en el lugar del opuesto.

Lecturas recomendadas tanto como lectura para niños y adolescentes como para las familias que hacen lecturas comunes pues ayuda a conversar sobre muchos aspectos de la vida tanto adulta como infantil, también recomendadas como lectura colectiva en el aula. A esta modalidad última es a la que me he añadido yo con mi tutoría de 5º de primaria y reconozco el beneficio que ha supuesto abrir las mañanas con diez minutos de lectura en mi voz que hasta ahora, llevado medio libro leído, nos ha servido para emocionarnos, cuestionarnos posturas, preguntarnos por datos médicos, reconocer la importancia de la familia, de la pena, de la amistad y sobre todo cómo reconocernos y cómo nos reconocen los demás.


Hago mención especial al último libro que cierra la historia de August Los preceptos del señor Browne Este ha provocado en mí una rendición total a la autora que ha sabido hablar en boca de un profesor de la sensibilidad de la tarea tan a veces alejada de la realidad y de las necesidades de los alumnos: niños y adolescentes. El señor Browne, junto a  la recopilación de preceptos recogidos en sus años de docencia junto a sus alumnos y alumnas, nos pellizca el alma de maestro que quiere ir más allá de los contenidos y de los estándares. Un libro que deja un magnífico sabor de boca lleno de esperanza y fe en la bondad del ser humano.

***

En este caso, y no es la primera vez, no hay edades recomendadas para su lectura..
Para lectura individual desde un tercer Ciclo de Primaria.
Para una lectura colectiva y compartida no hay edad, cualquiera es buena para conversar de valentía, empatía, falsedades, amistad y fortalezas... entre otras muchas cosas.

Esperando acabar el libro junto a mis alumnos y de ver el estreno de la película. Estoy segura que no aportará tanto como la lectura, pero será todo una experiencia.

Comentarios