BeSoS que FueRoN y no FueRon

Este texto es una creación propia de Devoradora de Libros y no está permitida su copia.
Este álbum auna la magia de las palabras con la belleza de las imágenes. Escrito por David Aceituno e ilustrado por Roger Olmos editado por Lumen.


¿De dónde vienen los besos? ¿Cómo se cocina un beso?¿Sabías que hay una máquina expendedora de besos?  ¿Sabes que cuanto menos ruido se haga al pedir un beso, mayores son las posibilidades de obtenerlo? ¿Conoces la diferencia entre un beso tímido, un beso margarita y un beso secreto? ¿Te han medido la fiebre con un beso termómetro? ¿Has oído hablar de la Colección de Besos de la Bella Durmiente? ¿Y del beso prohibido de Lancelot y Ginebra? ¿Estás listo para identificar alguno de los besos-de-los-que-es-preferible-huir… y salir corriendo? ¿Dominas la técnica para lograr el beso perfecto? ¿Tus besos son del tipo Besucona, Perfeccionista, Cariñosa o Hada Malvada? ¿Conoces las complicaciones de los besos que da Superman?¿Sabes que los tímidos ponen fin a su indecisión con el beso margarita? ¿Has jugado a l juego de los besos?...

Todo eso, y la verdadera historia de muchos besos, besucones y besados, nos cuenta David Aceituno, en una colección de besos mágicos que despiertan princesas, besos que hechizan y rompen hechizos, besos que llevan veneno a los labios, besos que duran tres días, besos de patio de colegio, de cuarto trasero y de tarde de verano, besos que fueron y otros que nunca llegaron a ser, besos que se lanzaron y cambiaron las normas.

 Es un acercamiento a los besos en sentido hermoso y poético, con un argumento no típico  de planteamiento, nudo y desenlace si no con fragmentos breves y completamente  independientes. Un libro que se puede leer a saltos, aunque muchas de las ilustraciones, fragmentos u oraciones sueltas en las páginas, tienen relación entre ellas, lo que te hace disfrutar doblemente.

Algunos son textos poéticos, bellos y sentimentales, otros en tono jocoso y gracioso, también a modo de juego como la expendedora de besos o el juego de los besos. Algunos están relacionados con el mundo infantil pero otros tiene que ver con los adultos. No cae en la monotonía, a pesar de ser un álbum de más de ochenta páginas no se cae en la monotonía. Enseguida se rompe con el tipo de historia o la manera de plantearlo, podíamos hablar de una gran riqueza de contenido. Todos los textos giran en torno al beso.

En definitiva un deleite para los corazones sensibles y un bálsamo para los más duros. A pesar de su aparente sencillez hay mensajes que se leen entre líneas y algunos denotan una gran imaginación y creatividad. Las imágens no pueden ir separadas de los textos. Con una profusión de detalles para no aburrirse y personajes o elementos secundarios, o no tan secundarios, que participan de la importancia de las ilustraciones principales pues siempre hay algún guiño en otros textos a los pequeños detalles.

Recomendado. No es un libro infantil, que nos equivocamos con los álbumes y las ilustraciones que siempre creemos de niños. La lectura ideal sería de un adulto a un niño, surgirían inquietudes y enseñanzas. 
O simplemente para disfrute de los mayores. Y un magnífico regalo.

Aquí puedes ver algunas páginas del álbum:
Este texto es una creación propia de Devoradora de Libros y no está permitida su copi
Roger Olmos/ David Aceituno - Besos que fueron y no fueron



EL BESO TÍMIDO

                Perteneciente a la familia de los Afectuosos, el beso Tímido está 
considerado de rara avis de esa familia por la singularidad de sus efectos: 
                                           rubor, sequedad de boca, mareo y sensación 
                                                                   de contrariedad generalizada.
                No requiere de tierras delicadas ni de un clima especialmente 
quisquilloso para subsistir, por lo que el hábitat del Beso Tímido 
                                         es de lo más variado y circunstancial:

se le ha visto en ascensores y escalera, en butacas de cine, en clase vacías y con la puerta cerrada, en bancos de parque y patios de escuela, en ciertas calles medio desiertas y una vez, a media tarde, a la salida de un supermercado.

Se caracteriza por su desajuste horario:
además de llegar tarde, se marcha abruptamente.
Los más reputados catedráticos en Teoría del Beso
sostiene que  es también el tipo de beso que da
el superhéroe cuando va vestido de call

Comentarios

Lady Sterling ha dicho que…
Los de mi familia (materna) son llamados besos con repiqueteo, o sea, se coge la cara del interfecto entre mano y mano, y se empiezan a dar besos con ruido, hasta que el besado protesta tímidamente, o la besadora, se cansa. Yo lo he vivido los tiempos donde se besaban mis abuelos maternos en la cama a la hora de darse las buenas noches y por la mañana los buenos días. Cuando llegabas o te ibas de la casa de los abuelos, ya sabías que tenías que pasar por el repiqueteo.

Entradas populares