SaLaS De LeCTuRa


                                                   fotografía de booklandia


El Programa Nacional Salas de Lectura existe en México desde 1995. En ese tiempo, muchas familias, 
niños, adultos y jóvenes han encontrado en un libro una manera de mirar el mundo.

Así es como intentan a través de página virtual de encontrar voluntarios para participar:

Imagina que decides compartir libros y lecturas con tus conocidos y, ¿por qué no?, con desconocidos.
Imagina que decides dedicar una o dos horas semanales para leer con niños o jóvenes, madres de familia o personas de la tercera edad.
Imagina que buscas un espacio: tu sala, tu oficina, el vestíbulo de tu apartamento, tu coche o, simplemente, una banca en el parque de tu colonia para colocar cien libros que, poco a poco, podrían convertirse en trescientos o mil.
Los libros están ahí, tú y otros entusiastas que leen o escuchan lecturas también. La conversación surge sobre aquel cuento o este poema. Hay tertulias cada semana gracias a tu decisión de compartir con otros a través de las letras.
Eso es una Sala de Lectura, un lugar para todo el que quiera acercarse a la lectura y conversar.
México cuenta actualmente con 3 mil 827 Salas de Lectura activas en espacios tales como casas, oficinas, escuelas, bibliotecas, e incluso sitios donde jamás creerías…

Yo las he descubierto a través del blog Biblioabrazo que me las ha puesto en bandeja y me ha emocionado con estos 35 minutos de vídeo.

 Mientras lo veía recordaba que cuando yo era pequeña los pocos libros que había en mi casa me tenían cautivada, sobretodo uno de fábulas con dibujos en blanco en negro y tapas de cartón. Nada que ver con los fantásticos álbumes que tenemos hoy a nuestro alcance. Pero yo lo miraba y remiraba, leía despacio y aunque me quedara a medias del significado, seguía ojeando y hojeando sin parar. Tuve la suerte de tener una madre que nunca jamás dijo que no a la compra de libros y poco a poco mi biblioteca se fue ampliando y yo soñando y viviendo en mundos que serían imposibles de vivir sin la lectura.

¡Y ahora nos es tan difícil hacer que los chavales se hagan lectores! Ya sabemos que la estimulación visual con la que nacen estas nuevas generaciones en el primer mundo puede con todo. Pero la intimidad y el placer que puede proporcionarte una buena historia escrita...

El entusiasmo de los mediadores lectores que aparecen en el vídeo son emocionantes, los ojos de los niños oyendo las lecturas estimulantes y la envidia de mi corazón lector, así de grande. 
Me quedo entre otras muchas ideas la de que la lectura le puede ayudar a un niño con problemas para descubrirle que no todo en la vida está mal.

Los libros repartidos para leerse durante los atascos, es lo más.


Comentarios

Lady Sterling ha dicho que…
Nuestra madre nunca dijo no a un libro, en estas generaciones el consumo ha cambiado, no se les niega un iphone, un smartphone a niños bien pequeños. Libros?, a muchos padres, ese gasto les duele mucho. Grrrrrrrrrrrr.

Entradas populares