BLoG De La BiBLioTeCA

BLoG De La BiBLioTeCA. ANiMaCión A EsCriBir. AniMaCIóN a LeeR. LiBRos. IMáGeNeS. IdEaS. AcTiViDaDeS. CoMeNtaRioS.

martes, 18 de marzo de 2014

El TeLeGRaMa


El lunes, actividad de la Biblioteca para los más grandes del cole. El descubrimiento de un medio totalmente desconocido para ellos. 
EL TELEGRAMA
Empecemos con un poco de historia.
El origen del correo es muy antiguo. Fueron los ejércitos los primeros que tuvieron necesidad de usar correos. Al principio, hacían de correos soldados a caballo o soldados situados en las cimas de los montes, que recibían el mensaje en forma de señales de humo y lo enviaban a otros de igual modo.
Ciro, emperador de Persia, perfeccionó el uso de mensajeros a caballo, logrando que un mensaje llegara a su destino en muy poco tiempo aunque la distancia a recorrer fuera muy larga. Mandó construir puestos (casas de postas) a lo largo de todos los caminos de su imperio. La distancia entre puesto y puesto era igual a la que un caballo podía correr a todo galope en un día.
En la Edad Media, este sistema se desarrolló debido al comercio y a los negocios y, en el año de 1500 se organizó en Europa un servicio de correos.
Mientras tanto en América, los aztecas tenían un sistema similar, pero como no había caballos en esta región, los tamemes o mensajeros, cubrían en relevos las distancias corriendo a pie.
Volviendo a Europa, el precio que se cobraba por el transporte de cartas y paquetes dependía del peso, la distancia y el valor del paquete. En el año de 1840 se ajustó un precio único por unidad y apareció el sello, que era una señal de haber realizado el pago del transporte. Pronto se extendió su uso por todo el mundo.
En la actualidad, el servicio de correos no sólo se utiliza para enviar cartas, sino también postales y telegramas además de todo tipo de paquetes. Los telegramas son una de las formas más breves y rápidas de enviar un mensaje escrito. El destinatario tarda sólo unas horas en recibirlo por muy lejos que se encuentre. Ahora parece una estupidez, ya que ahora contamos con medios de comunicación inmediatos estemos en donde estemos, pero para una población en la que el uso del teléfono era un lujo este medio ayudó a ponerse en contacto de la manera más rápida imaginable

Samuel Morse cuando estudiaba en Yale aprendió que si se interrumpía un circuito se veía un fulgor y se le ocurrió que esas interrupciones podían llegar a usarse como un medio de comunicación. Esta posibilidad le obsesionó e ideó un sistema con un código  que permite transmitir mensaje por pulsos eléctricos. Código utilizado hasta hoy en día.



El telégrafo es un sistema de aparatos que sirven para enviar los mensajes de un lugar a otro. En España, el gobierno, a través del servicio Correos , se encarga de las oficinas donde se pueden enviar telegramas; como en el envío de telegramas se cobra por cada palabra del mensaje, lo más común es que se usen las menos posibles y se eliminen las que no cambiarían el sentido de la oración. Este servicio era  utilizado cuando los teléfonos con su servicio sms o wasaph y los mensajes vía online no eran ni imaginados. Hoy en día aunque nos informan que se sigue utilizando ya se utilizan medios informáticos.
¿Cómo funcionaba?
Llenar un telegrama es muy sencillo:
      1. Se elige el servicio deseado.
  • Ordinario. Tarda en llegar un tiempo razonable, generalmente al día siguiente.
  • Urgente. Llega más rápido, casi siempre el mismo día.
  • Contestación pagada. El remitente paga para que la oficina telegráfica responda por la entrega del telegrama.
     2. Se anota la procedencia, que es la población y el lugar de donde se manda.
     3. Se escribe el mensaje con diez palabras. Si se escribe con más, será de mayor costo. Por último, se escriben los datos del remitente. La firma es importante.
Es otra forma de comunicación escrita que permite ser preciso y breve en los contenidos, para no distorsionar las ideas que se quieren expresar.

¿Cómo se redacta un telegrama?

a. Se llena cuidadosamente el formato impreso que da Correos
b. Se suprimen las palabras que no sean necesarias. Ejemplo: los artículos, los pronombres y las preposiciones (la, los, un, nosotros, ustedes, yo, tú, por, con, entre, hacia y para, etc.).

Es un ejercicio de expresión escrita muy jugoso. Exprimido y condensado. Pero esto el próximo lunes.
Te dejo este interesante VÍDEO. El telegrama, más de 150 años de historia.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...