BLoG De La BiBLioTeCA

BLoG De La BiBLioTeCA. ANiMaCión A EsCriBir. AniMaCIóN a LeeR. LiBRos. IMáGeNeS. IdEaS. AcTiViDaDeS. CoMeNtaRioS.

jueves, 29 de mayo de 2014

TaLLeR De MaTeMáTiCaS



En nuestro cole tenemos mucha suerte. Cuando tenemos una dificultad o una idea a desarrollar y no nos apañamos entre nosotros, siempre hay alguien estupendo que nos ayuda. Las Matemáticas nos traen un poco agonizados. Es una materia que se atraganta. Que nos resulta difícil superar en las dichosa priebas diagnósticas. Y le queremos poner solución.

Y así estamos. Israel Mercado, profesor de Matemáticas del Instituto Sixto Marco, nos está ayudando a descubrir un planteamiento diferente con esta materia. Y en cuarto de Primaria comenzamos hallando la superficie de nuestra silueta.

El primer contacto: con qué conocimientos contamos.
¿Qué podríamos medir con una regla? El ancho de un libro, el largo de la pared de la clase, el grosor del diccionario.
¿Podríamos medir los cuadros del tablero del ajedrez?


Podríamos contar los cuadros. ¿Qué otro método conocemos para saber los cuadros que tiene un tablero de ajedrez? Bueno chicos... pues cuando estamos multiplicando los cuadros que hay en la base por los que tiene de altura: estamos calculando el área.

Este concepto es nuevo para ellos en el segundo ciclo, pero enseguida lo entendieron.

Israel propuso hallar el área de la silueta de alguno de ellos. El reto.

Los alumnos estaban sentados en grupos de seis. A Israel y a mí  también nos interesaba el funcionamiento del equipo:
¿Quién van a decidir que se tumbe para dibujar su silueta?
¿En qué postura van a decidir colocarse para hallar mejor el área?
¿Quién va a dibujar?
¿Cómo van a medirlo?

No olvidemos que estos ejercicios de trabajo en equipo están sustentados en una buena competencia lingüística oral. Unos lo hicieron a sorteo, otros eligieron al compañero por mayoría, en otros grupos el que se ofreció voluntario fue aceptado por el resto. Esto fue contado por los equipos después de acabado el trabajo.





Israel me ayudó a hacer reflexiones sobre el trabajo que iban realizando los equipos: ¿Es igual cómo se ponga el modelo? ¿Va a salir la medida igual? 


Observamos el nivel de precisión a la hora de siluetear: hay quien rodea las falanges de los dedos y quien rodea directamente la mano, ¿Es igual si dibujamos con el lápiz hacia dentro o hacia fuera? ¿Cómo debemos colocar el lápiz para que la silueta sea lo más aproximada a la realidad?

Después de acabar, cada uno contaba con un decímetro cuadrado que habían recortado previamente.


Y se pusieron a medir. Fue muy curioso comprobar que la mayoría de los grupos en su afán de repartirse la faena comenzaron a dibujar decímetros sin orden ni concierto, hasta que hecha la reflexión comprendieron que debían ser ordenados.



Muy interesantes los argumentos matemáticos que van esgrimiendo entre ellos para hacer el cálculo del área. Según el curso, me decía Israel, las decisiones serán diferentes: algunos deciden meter el cuerpo en un rectángulo de decímetros, otros partirlo por la mitad y después multiplicar por dos, restar el sobrante...

Estos chicos de cuarto acabaron preguntando cómo se escribía el área, lo que demostró que habría que empezar haciendo el trabajo práctico porque a la teoría necesitan llegar para solucionar el reto. La solución aproximada estuvo muy bien hallada, de  los compañeros más pequeños en estatura el área de su silueta resultó menor que la de los compañeros más grandes.

Un día de estos acabaremos el trabajo hallando los decímetros y centímetros cuadrados que les corresponden. Estoy segura que cuando el curso que viene inicien el tema del área... les será mucho más fácil.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...