PRoHiBiDo LeeR A LeWiS CaRRoLL

"Prohibido leer a Lewis Carroll" de Diego Arboleda e ilustrado por Raúl Sagospe en la editorial Anaya.

Un matrimonio neoyorkino, más concretamente de Manhattan, contrata a una institutriz francesa con el propósito de no sólo instruir a su hija  si no además de mentir cuanto sea necesario para que Alice, el nombre de la pequeña, no tenga contacto ninguno por ninguno de los sentidos con la obra de Lewis Carroll Alicia en el pais de las Maravillas o Alicia a través del espejo de quien se supone es tan fans que la tiene transtornada.

Lo que no sabe la familia Welrush es que Eugene, la institutriz contratada, es además una desastriz. 

De cómo se desarrolla el viaje en barco hasta América, de las muy chocantes peculiaridades que tienen los miembros de la familia que ha contratado a Eugéne y de cómo logra hacer todo lo contrario de lo estipulado en el contrato se trata esta novela que consiguió el Premio Lazarillo en 2012, el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2014, Premio Fundación Cuatrogatos 2014 además de estar incluida en la prestigiosa lista de White Ravens 2014. Con estos avales esperaba cuando inicié la lectura que no me defraudara.  Y así ha sido. Humor absurdo, historia, geografía, juegos de palabras, metaliteratura y algún descubrimiento personal que se esconde en las dos últimas páginas en las que se encuentra la dedicatoria del autor, siempre al inicio de las novelas pero en este caso al final.





A través del divertimento y del acercamiento a las maneras de Lewis Carroll el autor nos acaba obligando a reflexionar sobre la imaginación, la fantasía y el respeto a lo que es importante para los demás.  Una disparatada novela escrita con rigor. 

¿Recomendado? Por supuesto. Muy recomendado. Para los mayorcitos de Primaria. Y para los jóvenes y para los adultos a los que nos gusta la llamada Literatura Infantil y Juvenil.  Y si ya de paso le damos un repaso a "Alicia en el País de las Maravillas" mejor que mejor.

Estimada señorita Chignon:
Hemos leído con atención las numerosas cartasde recomendación. Estamos impresionados con las maravillas que la marquesa Puntilliste, los barones de Àgauche y Adroite y el conde Abôlengue hablan de usted, a pesar de su juventud.
Desconocemos por qué el vizconde de Analphabête nos ha hecho llegar una hoja en blanco, pero lo interpretamos también como un gesto de apoyo.
Le solicitamos que venga con nosotros cuanto antes. Pero primero hemos de aclarar 4 puntos.

Suponemos que será usted una gran aficionada a la lectura. Nosotros apoyamos la literatura y las artes. de hecho el señor Welrush es el presidente del Comité de Magnificación de Eventos de la Universidad de Columbia.
Sin embargo:
1) Queremos advertirle que tiene usted terminantemente prohibido introducir en nuestra casa ningún ejemplar de Alicia en el País de las Maravillas, ni tampoco su continuación. A través del espejo. Si lo hace, será automáticamente despedida.
Y también:
2) Tiene prohibido hablar de dichas obras o de su autor, Lewis Carroll, bajo nuestro techo. Si lo hace será automáticamente despedida.
Por último:
3) Si nuestra hija Alice le menciona algo de esos libros, usted deberá responder que no los ha leído ni tiene interés en hacerlo. En este caso, si no responde así, será automáticamente despedida.
Le adjuntamos un billete para el barco(línea trasatlántica Sauthampton-Nueva York) y una foto de nuestra hija Alice.
Se preguntará usted por el cuarto punto de las cuatro cuestiones que queríamos aclarar.
Mire usted la foto de nuestra hija. Es evidente que se parece q la protagonista de Alicia en el País de las Maravillas. Su pelo es idéntico, su rostro es similar,y va vestida igual que en las ilustraciones de esos libros. De acuerdo, pero,
4) si usted se lo dice, será automáticamente despedida.
Un afectuoso saludo,

El seño y la señora Welrush
Manhattan, Nueva York









Ilustraciones de Raúl Sagospe

Comentarios

Entradas populares