El NiÑo QuE QuERíA SeR Un LeóN

                                        Ilustración de Lautaro González

A veces, cuando eres joven, te encuentras con algo en tu recorrido  que añade un nuevo significado a la vida. A veces  la revelación es tan grande que puede transformarte. Así es el caso de Max, un niño sordo que crece en la década de 1960. Su vida está muy protegida y su sensación de aislamiento es tal que a veces se pone su audífono primitivo para escapar del mundo de los humanos. 

Una visita al zoológico despierta algo dentro de él que en realidad  para Max es como las cosas tal vez deberían haber sido siempre. Para sus padres, sin embargo, su nueva fascinación no provoca nada más que preocupaciones. Cuando su deseo de aventura lo lleva más allá del zoológico la trágica realidad va más allá de un sueño imocente

Este corto de animación, impresionante, fue dirigida por Alois Di Leo (un nombre bastante apropiado). Di Leo nació en Lima, Perú, y se crió en São Paulo, Brasil, donde estudió diseño gráfico. Después de graduarse, él co-fundó el estudio de animación e hipermedia SINLOGO, que se especializa en medios animados, gráficos y diseño web. En la búsqueda de la animación narrativa se trasladó al Reino Unido para estudiar en la Escuela Nacional de Cine y Televisión. 
Este corto de animación, dibujado a mano, y coloreado en vivos colores terrosos es su película del año  2010 realizada para su graduación.

A todos nos ha ocurrido algo que ha cambiado nuestra vida, seguramente en una situación trivial como la de ir al zoológico. 
¿No fue en la cola del bar donde conociste a tu novia? 
¿No perdiste el autobús y encontraste el anuncio del trabajo que te solucionó la vida?

¿No decidiste con una moneda en qué provincia te presentabas a oposiciones?...
Hay muchas trivialidades en nuestra vida, que nos las ha ido esculpiendo poco a poco.
 

Comentarios

Entradas populares