LaS TreS ReiNaS De oRieNTe

"Las tres reinas de Oriente" de Teresa Durán con ilustraciones de Lluis Farré en la editorial La Galera.

"La historia fue más o menos así: en Oriente había tres reinos pequeños que eran vecinos. Los tres reyes eran sabios, magos y amigos; y las tres reinas eran amigas, alegres y generosas. Todo habría ido como una seda si no fuera porque aquellos tres matrimonios no tenían hijos y eso les entristecía un montón". 

 Así empieza un hecho de hace poco más de dos mil años. De repente, los tres reyes magos y sabios salen a toda pastilla, sin decir adiós a sus esposas. Ellas se quedan esperando, intrigadas. Y cuando vuelven montados en sus camellos, les explican una historia increible... tanto que aún hoy en día se explica cada Navidad.

No hay que perderse a las reinas esperando a los maridos en jarras, en el cruce de caminos que separaba los tres reinos, serias pero con chiribitas en los ojos.

- ¿Se puede saber a dónde habéis ido los tres? 

Y después de contar qué había ocurrido en aquel viaje en el que habían regalado Oro, Incienso y Mirra a un bebé...

Si el bebé parecía frágil más le hubiese convenido unos pañales o unos peucos... o una cunita, una manta y un pijama bien calentito...¡Aunque, lo de que verdad les hace ilusión a los niños de todos los tamaños, colores y edades son los juguetes!
Caballitos de cartón, muñecas, peluches, bolos...patinetes, bicicletas, trenes, cocinitas... libros de cuentos, panderetas, sonajeros, flautas... microscopios, caleidoscopios y juegos de ordenador, raquetas, peonzas, pelotas, trineos...juegos de magia, de cartas y de la oca... disfraces, rompecabezas, discos y títeres...trenes eléctricos, coches y barcos pirata...

Y para solucionar su gran "metedura de pata" de aquel viaje, después de deliberaciones entre los Reyes Magos decidieron:

¡Ya sabemos lo que hay que hacer y cómo hacerlo, que por eso somos sabios y magos!
Cada año todos los niños y niñas deñ mundo, sean del color que sean y tengan la edad que tengan pueden esperar nuestra real visita, porque desde ahora prometemos que los visitaremos cargados de regalos de verdad, sobre todo de juguetes... y un poco de carbón para los que hagan alguna tontería tan grande como la que hemos hecho nosotros este año. ¡Así lo prometemos y lo proclamamos y que conste en acta con fecha de hoy mismo 6 de enero!

Sigue contando la historia que las tres reinas se pusieron tan contentas con la decisión que les dieron unos besos muy poco monárquicos y se apresuraron a organizar todo el trabajo...

***

Esperamos la visita de los Reyes Magos esta noche y que  nos dejen un saco lleno de paciencia, ideas, ilusiones. 

Y si cae algo material, nos hará mucha ilusión. 

Y que no se olviden de nuestro cole, en donde dejamos nuestra carta a los Reyes con un buen puñado de hierba y algarrobas para los camellos y galletitas y moscatel para sus majetades. 
Nos encantaría encontrar los libros que han pedido todas las clases. 



Yo estoy segura que no nos van a defraudar. 

¡Nos hemos portado tan bien!

 

Comentarios

Entradas populares