LeeR En CoMPaÑíA

Normalmente asociamos la lectura a la soledad. Es uno de los mayores placeres individuales que conozco. Pero la lectura en compañía también tiene su aquel... Ahora que se acerca el Día del Libro y que a  algunos nos hormiguean los dedos al pensar con qué lectura lo vamos a celebrar, apunto la posibilidad de celebrarlo leyendo con otros. 
A mí  me gusta mucho leer en voz alta a mis alumnos, el silencio especial que se percibe y el suspiro final, no tiene precio. Como tampoco lo tiene la lectura de historias a un niño pequeño acurrucado en tu regazo, ese calorcito no se puede pagar. Compartir el libro y esa protesta "No pases de hoja, que todavía no he acabado" junto a la impaciencia del más rápido, es otro momento de lectura impagable. O estar leyendo cada uno a lo suyo y la entrada de un tercero que apunta "Vaya, qué intelectuales..."
Todos tendremos nuestros momentos en compañía. Nos los puedes contar.

Yo reivindico el momento lagrimón, sin que nadie te pregunte "¿Estás llorando por el libro?" Que en ese momento te saldría el exabrupto más gordo, porque te han cortado otro momento estelar.

Te dejo con algunas ilustraciones de lectura en compañía. Me encantan.
                                                            Ilustración de Esther García






























                       Ilustración de Stephanie Graegin


                                                          Ilustración de Marie Mahler

                                                             Ilustración Beatriz Barbero-Gil

                                                      Ilustración de Miroslav Sasek

fotografía de Booklover

                                                           Ilustración de Roberta Angaramo

Ilustración Booklandia

Autor desconocido

Ilustración de Aitana Carrasco

Ilustración de Beatriz Martín-Vidal


Senecajove nuestra librería


fotografía de Teaching Literacy

Comentarios

M. Roser ha dicho que…
Me encanta esta reflexión que has hecho en torno a la lectura colectiva. Que no me quiten la lectura individual, pero hay momentos , que compartirla con los demás de todas las maneras que has expresado tu, son un auténtico placer y cuando alguna lágrima alcanza el libro, es que hay mucha sensibilidad y también es bonito compartirla.
Besos.
doloretes ha dicho que…
Muchas gracias M.Roser por tu compañía internauta. Feliz lectura!
mjose ha dicho que…
La lectura compartida es de los mayores placeres que pueden existir,yo lo he vivido millones de veces con mis hijas, y esos momentos no los olvido;leerles yo, que me leyeran a mí, comentar lo leído entre las tres, ir leyendo el mismo libro las tres a ver quién adelantaba a las otras...Han sido vivencias con ellas que de otra manera no habría tenido,y además...les encanta leer ¿qué más puedo querer?
Como ves, coincido totalmente contigo, y no podrías haber elegido ilustraciones más preciosas e ilustrativas.