¿QuIéN eRa JoSé FeRRáNDeZ CruZ?

                               D. José Ferrández Cruz participando en una carrera de motos
                                    (imagen cedida por la familia)

Cuando recordamos que este año el cole celebraría su cincuentenario, el Equipo de la Biblioteca Escolar comenzó a darle al coco para pensar en las actividades que podíamos proponer para ayudar en la celebración. Claro,  actividades que tuvieran relación con la competencia lingüística. Y de aquella reflexión, a las dos últimas actividades. El lunes pasado recibimos la visita de tres exalumnas que inauguraron el cole. Recordadlo aquí.

Hoy hemos tenido el placer de escuchar a seis de los siete hijos  que tuvo José Ferrández Cruz.
Quien nos sigue, sabe que nuestro cole lleva el nombre de su padre
¿Y quién mejor para descubrir a una persona que sus hijos?

Nos hemos olvidado de los cargos políticos, las bandas, las medallas, los grandes eventos... hemos descubierto al hombre.

José Ferrández Cruz nació en 1916. Muy buen estudiante, y con un espíritu de superación que le acompañó toda su vida. No pudo acabar su carrera de Mecánica y Electricidad por ponerse la Guerra Civil de por medio. Pero sí se preparó en Alcoy  un peritaje textil que le ayudó a hacerse cargo de la empresa familiar de su padre y tía la fábrica  "Ferrández y Compañía" mostrando una sensibilidad especial con las necesidades de los obreros. 


Uno de los edificios que se ven en la imagen era una Escuela y otro una Casa Cuna. 
Eran los años cuarenta.

Al margen de la actividad empresarial y la política que llevó a cabo más tarde, sus hijos recuerdan a un padre muy afectuoso, deportista, arriesgado, exigente, con un amor al mar grandísimo...


José Ferrández Cruz en moto
(imagen cedida por la familia)

Montaba en moto y amaba la velocidad. Participaba en carreras y ganaba copas. Les contaba una tía, que un día perdió los pendientes en el paseo en moto con José Ferrández de rápido que iba.
Las copas que ganó en las carreras de motos, los trofeos del tiro al plato... se guardaban en casa y eran muchísimos.

También le encantaba cazar sobre todo porque le gustaba la naturaleza.

Pasaban los veranos en la Isla de Tabarca, cuando la isla no tenía ni agua ni luz. A José Ferrández amaba el mar. Desde su juventud estuvo muy unido a la isla. Cuando era la isla habitada por poquísimos habitantes y ellos recuerdan los flotadores de corcho que su padre les ponía para sus paseos  en el barco. Empeñado en enseñarles a nadar y defenderse en el agua. Su barco se llamaba "La Dolorosa" pero algunos le llamaban "El Buque Escuela" porque siempre iba cargado de niños. Y tenían un barquito llamado "Siete hermanos"

"Siete hermanos" llena de chiquillería
(imagen cedida por la familia)

Don José Ferrández Cruz también estaba empeñado en que sus hijos estudiaran y se prepararan en aquello que más les gustara. Según sus hijos era una obsesión.  Eran seis chicas y un chico y nunca hizo distinción entre sexos.

La celebración del día de Reyes era muy especial. José Ferrández y María Teresa, su esposa, cuidaban aquella noche con muchos detalles y mucha magia. Y lo alargaron en el tiempo hasta que fueron muy mayores. Los regalos se recibían en el dormitorio de los padres. Ellos siguen con la misma costumbre en su casa. A los dos les gustaba mucho la fiesta, las berbenas y la noche de Reyes.

Domingo en el Parque Municipal
(imagen cedida por la familia)

Los domingo iban al Parque Municipal y les daban de comer a las palomas. Costumbre ilicitana que se sigue manteniendo con los pequeños. Y después tomaban una Coca Cola, que era un premio maravilloso. Jugaba muchísimo con ellos aunque era exigente con las notas. Era muy imaginativo y en Tabarca encendían una fogata y fumaban la pipa de la paz.

Don José Ferrández tuvo un grave problema de vista y perdió un ojo que le obligó a abandonar el deporte. Y no pudo seguir disfrutando de los deportes aunque disfrutaba de cada momento que le daba la vida.

Tuvo muchos cargos de responsabilidad política y empresarial pero sus hijos solo nos hablaron de la persona, del padre, del ser humano.

El profe Paco fue el encargado de rescatar  en  los Archivos Municipales los documentos en los que  hemos descubierto que fue José Ferrández Cruz quien impulsó la construcción de Escuelas Públicas en nuestra ciudad. Elche era una población de 75.000 y  dos tercios de la población  infantil no estaba escolarizada. Él consigue que se apruebe un presupuesto extraordinario para la construcción de 18 Escuelas Unitarias en el campo de Elche y un grupo escolar de 18 secciones. Además de impulsar la construcción de 72 escuelas o grados. A partir de su mandato, estuvo de alcalde desde 1957  a 1061, Elche ya no fue la misma ciudad pues tanto con su contribución a la escolarización como a otro tipo de infraestructuras la modernidad hizo su entrada en Elche.

Fue tanto el empeño que puso en sus proyectos que se resintió físicamente y dejó su cargo en cuatro años. Su predecesor, al alcalde Luis Chorro, propuso en agradecimiento a su labor nombrar a nuestro colegio, en esos momentos acabando su construcción, con su nombre.

Y por eso nuestro cole se llama CEIP José Ferrńdez Cruz.


Imagen de algunos de los documentos en los que queda por escrito el trayecto protocolario con el que se puso el nombre del alcalde Ferrández  Cruz a nuestro colegio.


Nuestros chicos de 5º y 6º atendiendo.
Ha sido un placer realizar estas actividades con ellos.

Diego, nos empieza a hablar de su padre.

Los hermanos Ferrández con servidora. Un placer.

***

Y como de mar y veranos nos hablaron la tarde del lunes, nuestra canción de 1963 la vamos a dedicar a esta canción que me encoje el corazón cada vez que la escucho.
¿Quién no ha dejado un amor de verano por el camino?
¡Viva el Dúo Dinámico!
DÚO DINÁMICO


Amor de Verano


El final del verano,
llegó y tú partirás,

yo no sé hasta cuándo,
este amor recordarás.
Pero sé que en mis brazos,
yo te tuve ayer,
eso sí,
que nunca,
nunca yo, olvidaré.

Dime, dime, dime, dime amor,
dime, dime que es verdad,
lo que sientes en tu corazón,
es amor en realidad.

Nunca, nunca, nunca, nunca más,
sentiré tanta emoción,
como cuando a ti te conocí,
y el verano nos unió.

El final del verano,
llegó y tú partirás,
yo no sé hasta cuándo,
este amor recordarás,
pero sé que en mis brazos,
yo, te tuve ayer,
eso sí,
que nunca,
nunca yo, olvidaré.

Nunca yo olvidaré.






Comentarios

Lady Sterling ha dicho que…
¡Qué bonita y emotiva entrada!.
Enhorabuena por lo bien que haces tu blog.
Es esencial que los niños sepan de donde provienen los nombres, las cosas y seguro que tanto trabajo te sea recompensado, eso espero.

Entradas populares