La CaSa


LA CASA VIEJA

La casa era vieja.
Viejo era el tejado.
Las ventanas, viejas,
y el balcón sin amo.
La puerta era vieja
y viejos los cuartos
y viejas las mesas
y viejos los cuadros.
Pues aquella casa
tenía mil años.
Decían los viejos
que todos los sábados
allí se reúnen
las brujas y magos,
los perros rabiosos
los fantasmas mancos,
las princesas feas,
el rey encantado...



                                                                            Fui a la casa vieja
                                                                            la tarde del sábado:
                                                                            buscaba dragones,
                                                                            piratas muy malos.
                                                                            ¿Qué había en la casa
                                                                            vieja de aquel barrio?
                                                                            ¿Qué había, qué había?
                                                                            ¡Un nido de pájaros!
                                                                            Pajaritos negros,
                                                                            pajaritos blancos.
                                                                            Cantaban contentos,
                                                                            comiendo en mi mano.
                                                                            ¿La casa era vieja?
                                                                            ¿qué va! Estoy inventando.


"Poesía infantil " de José González Torices en la editorial Everest
Ilustración Félix Girard

Con esta poesía en los primeros días de clase, en septiembre, estuvimos trabajando.
Señalamos y analizamos la rima, observamos la estructura: adjetivos que se repiten, elementos y personajes que se relacionan con estos adjetivos, elementos y personajes que son contrarios a los anteriores. Subrayamos, leímos y releímos. Y el reto, no pequeño: inventar otro poema como este pero  con una casa que no fuera vieja. Casa elegante, nueva, romántica, fea, lujosa, pequeña, hermosa, agrietada, encantada, rural y amplia. Todas esas casas encontramos y con todas ellas se hicieron poemas.

Como muestra, un botón.




La casa era romántica    
romántico era el escritor
Las ventanas, románticas,
y el balcón sin rincón.
La puerta era romántica
y romántico el comedor
y románticas las mesas
y romántico el salón.
Pues aquella casa
tenía buen sabor.
decían los románticos
en aquella habitación
allí se reúnen
el duque y el señor,
la gatita alegre,
el rey protestón,
la princesa simpática,
el príncipe salvador.


Fui a la casa romántica
la tarde que llovió:
buscaba bombones,
y un marqués peleón.
¿Qué había en la casa
romántica de aquel balcón?
¿Qué había, qué había?
¡Un perro tristón!
Perrito viejo,
perrito dormilón.
Durmiendo feliz,
encantado en el cajón.
¿La casa era romántica?
¡Qué va! Es mi ilusión.

María alumna de 4º de primaria.

                     

Comentarios

José Antón ha dicho que…
FANTASTICO
Silvina ha dicho que…
Me encantó la poesía original,muy acertada para trabajar el hogar,cómo nos sentimos en ella, cómo es, etc. Y muy bonita la muestra de tu alumna!
Beset
Pitufa 2002 ha dicho que…
Me ha parecido una poesía preciosa.
Una compañera de clase,
Elena M.
víctor ha dicho que…
Yo conozco ha María,es mi amiga.
Carmen ha dicho que…
me encanto la poesía de mi compañera
doloretes ha dicho que…
Victorovich, cuidadín con las faltas de ortografía!!!!
Yo conozco a María

Entradas populares