NoCHeS eN NaMiBiA


Esta obra del fotógrafo  Marsel van Oosten le ha llevado la friolera de dos años para que nosotros lo disfrutemos en un minuto. 

Según nos cuenta el equipo de producción en Vimeo:

"La idea era crear un vídeo nocturno en time- lapse con los referentes más populares de este increíble país: los árboles de aloe  de cuento de hadas y el misterio de las acacias muertas de Deadlei  –algo que nunca se había hecho antes–. Pero en vez de capturar escenas estáticas, Marsel decidió añadir movimiento a las escenas mediante el uso de un sistema dolly. 
Todas las escenas se rodaron de noche con cámaras Nikon D3, D3s y D4. Utilizamos pequeñas linternas pequeñas para la iluminación selectiva de árboles y rocas. En ocasiones aprovechamos la luz de la Luna. Cuanto más brillante veas la escena, más luna había en ese momento. Para la escena del arco, sincronizamos de forma exacta nuestra sesión con la puesta de la Luna, lo que exigió algo de cálculo y planificación. Pero lo más difícil de todo fue probablemente la escena brumosa en Deadvlei. En Deadvlei sólo aparece la niebla unas cinco veces al año, así que tuvimos que mantener una estrecha vigilancia sobre las predicciones meteorológicas y muchos intentos no tuvieron éxito. Cuando finalmente lo conseguimos, el resultado superó con creces nuestras expectativas: mostrar Deadvlei como nunca nadie antes la pudo ver”.

A mi me parece maravilloso, una poesía visual estremecedora. Los cielos de los que yo he disfrutado, distan mucho de la magia de estos cielos nocturnos de Namivia. Pero todos tenemos alguna historia que contar teniendo de testigo un cielo estrellado, alguna luna llena, una noche de niebla...

Un buen ejercicio para proponer es contar esa historia que escondes bajo un cielo nocturno. Y si no te atreves a contarlo, ni a escribirlo, con recordarlo, basta.





Namibian Nights from Squiver on Vimeo.

Comentarios

Lady Sterling ha dicho que…
¡Qué chulo!. A mi, mirar el cielo me relaja mucho, igual que el mar... hay que dejarse llevar.

Entradas populares