BLoG De La BiBLioTeCA

BLoG De La BiBLioTeCA. ANiMaCión A EsCriBir. AniMaCIóN a LeeR. LiBRos. IMáGeNeS. IdEaS. AcTiViDaDeS. CoMeNtaRioS.

jueves, 3 de mayo de 2012

CoRaZóN De TiNTa

"Corazón de tinta" escrito por Cornelia Funke y editado en Siruela.

¿Puedes imaginarte la historia que podía surgir si tuvieras la habilidad de traer a la vida real algunos personajes de tus lecturas en voz alta?
Ese es el poder que tiene Mortimer Folchart, el padre de la niña protagonista Maggie. Poder que nos puede parecer maravilloso si pensamos en Peter Pan, Campanilla, Blancanieves... o todos nuestros tiernos protagonistas de cuentos e historias  infantiles. Pero si el personaje que se escapa de la historia "Corazón de tinta" (título que le puso  según su autor Fenoglio por que trata de alguien cuyo corazón es negro por la maldad) es alguien que daría el pájaro como comida al gato como única finalidad de contemplar como lo destroza con sus garras y sus chillidos y pataleos del pequeño animal le sabrían más dulces que la miel no habría paz.
Mucho peor si  además, no sabiendo cómo, ni pudiendo controlar cuándo, a la vez que aparecen en la vida real personajes o cosas, desaparecen de esta vida personas, animales o cosas y se internan en los cuentos. 
Por esta razón Mo, como llama Maggie a su padre, no lee en voz alta. A pesar de ser uno de los mayores amantes de los libros y de dedicarse a restaurarlos con el mayor  de los mimos y la máxima profesionalidad, su hija no recuerda que le haya leído nunca. 
Fue así como la madre de Maggie desapareció cuando ella tenía tres años. Ella no lo sabe y no la echa de menos pues había buscado  una madre adecuada en sus libros, pero en sus obras favoritas apenas aparecía alguna ¿Tom Sawyer? No tenía madre. ¿Huck Finn? Tampoco. ¿Peter Pan, los niños perdidos? No había ninguna madre a la vista. Jim Botón, huérfano de madre... y en los cuentos tan sólo hallaba madrastras malvadas. madres descastadas, celosas... la lista era interminable. (...) eso solía consolar a Maggie.

La historia de "Corazón de tinta" nos traslada a una aventura fantástica y a la vez creíble  en la que luchan personajes reales y personajes ficticios para dejar cada cosa en su lugar según  sus criterios, diferentes por supuesto. Y  todo con la emoción justa que supone la  superación, el amor, el apego al lugar de origen, el sacrificio...
El lugar  donde el malvado Capricornio se esconde con sus secuaces es en las montañas de Liguria (Italia) y la descripción de la costa y la sierra recuerdan a nuestros paisajes mediterráneos. La necesidad que siente Lengua de Brujo (así es como llaman a Mortimer) de devolver a su esposa a la vida real y la de Capricornio por traer a la misma a sus malvados para acrecentar su poder muestran una lucha de poderes muy interesante.

Lo que la hace especial para mí, es que además de la aventura trepidante y vertiginosa que se desarrolla en ella, todo gira alrededor de los libros y de las mejores lecturas infantiles. Cada capítulo, y son cincuenta y ocho, está precedido de una cita  de algún libro que tiene relación con la trama del mismo. Nos encontramos autores como Kenneth Graham, C.S. Lewis, L. Frank Baum, J.R.R. Tolkien, Mark Twain, Astrid Lindgren, Robert Louis Stevenson, Maurice Sendak, Michael Ende, Roald Dahl...con entre otras muchas obras "La isla del tesoro", "La historia interminable", "El viento en los sauces", "Peter Pan", "Las aventuras de Tom Sawyer", "Fahrenheit 451", "Dónde viven los monstruos", "El señor de los anillos"...

Solamente el lenguaje nos protege del espanto de las cosas sin nombre esta es la cita de uno de los últimos capítulos extraída del discurso de aceptación del Premio Nobel en 1993 de Toni Morrison. Es así como trata esta novela a la literatura infantil. Con el máximo mimo con el que a la par del desarrollo de las aventuras nos deja reflexiones y nos deja un reguero de obras que habrá que volver a leer y algunas, voy a confesar, descubrir.

Mortimer, animando a su hija a elegir sus lecturas para un viaje le dice: Si te llevas un libro a un viaje- sucede algo muy extraño: el libro empezará a atesorar tus recuerdos. Más tarde, te bastará con abrirlo para trasladarte al lugar donde lo leíste por vez primera. Y con las primeras palabras recordarás todo: las imágenes, los olores, el helado que te comiste mientras leías... Créeme, los libros son como esas tiras de papel matamoscas. A nada se pegan tan bien los recuerdos como las páginas impresas. Y yo, aseguro que es verdad. A mí me ha pasado. Sobre todo con las lecturas de mi juventud.

El primer volumen de una trilogía "Corazón de tinta", "Sangre de tinta" y "Muerte de tinta" de la llamada Literatura Juvenil pero que podemos disfrutar también los adultos. Yo, elegí el libro en la librería por el pálpito que me dio el título. Y no me equivoqué. De esto hace unos veranos. Lo he vuelto a leer para escribir sobre él en el blog y por que descubrí que habían hecho una película y la quería ver. Aunque siempre recomiendo lo mismo. Primero el libro, después si te apetece, la película.
Después de vista, mi única recomendación queda para el libro. Si la autora quiso que destrozaran la magia de su novela, lo consiguió.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...